Desde este fin de semana hasta el mes de abril (incluido) podremos disfrutar de “irnos de sidrería” y es que cómo nos gusta comer y beber. Pero sobre todo compartir; compartir mesa, compartir la comida, compartir momentos frente a la kupela, etc. Para que luego digan que los vascos somos unos sosos.

Y es que lo complicado está en decidir, al final se nos quedan cortos lo cuatro meses de temporada. Cuentas con sidrerías en las que se comen de pie, a las que puedes ir andando, otras con una zona infantil y en alguna incluso hasta discoteca con karaoke.

Aquí os muestro fotografías hechas en:

Alorrenea

Gartziategi

Zelaia

Etxeberria

Petritegi