Museo del whisky

«A infinita distancia de cualquier bar de copas de costura moderna, aquí no entienden de modas ni tendencias. Ni falta que les hace. Su autenticidad es precisamente el combustible de su propia aventura. «Esto no es un bar, es una fábrica de ideas», llegó a decir un reputado productor de cine del ‘Museo del Whisky’, tal y como cuenta Paul Bordonaba, alma del local». Guía Repsol